#5. Ser maestro: inicio, vida universitaria y expectativas de futuro

El n.º 5 de revista Educar es amar está disponible desde el 9 de julio.

En este último número de este curso académico tan difícil y desconcertante, tenemos auténticas vivencias, los esfuerzos, los sueños y las metas de compañeros que avanzan en ese camino que escogieron, algunos, hace más de cuatro años.

En 1968 se publica Poemas póstumos de Jaime Gil de Biedma. El poema “No volveré a ser joven”, breve, pero inmenso e intenso, nos dejaba uno de los versos más recordados del poeta: “que la vida iba en serio…”. Las huellas, nuestras vivencias, académicas y personales, nos demuestran que así es, que la vida sí que va en serio.

El estudiante de Magisterio estudia esta carrera porque ama la educación

¿Cuántas veces hemos escuchado eso de, “en serio” vas a estudiar Magisterio con esas notas tan altas? ¡Ay! ¡Cuántas vacaciones tienen los docentes…! No nos importa, nos duele un “poquito”, pero los que nos dedicamos a esta profesión tan enriquecedora y maravillosa en todos los aspectos nos vemos recompensados a diario, aunque, claro está, los sacrificios y los tropiezos con las piedras del camino aparecerán en ocasiones. El estudiante de Magisterio no estudia esta carrera porque “le gusten los niños”, la estudia porque ama la
educación
, así como recoge el título de nuestra revista: Educar es amar.

Como comprobaréis es un número de lujo para cerrar este curso académico de la mejor forma posible. Y ahora, te toca, ¿te has dado cuenta de que la vida va en serio?

Si estás interesado/a en participar en los siguientes números, contacta con el profesor Enrique García Jiménez o con Javier Viñayo Blanco.

La responsabilidad social educativa

Deberíamos ir acercándonos a un nuevo paradigma caracterizado por la cooperación, la conservación, la solidaridad y la búsqueda del bien común

El mundo no es tal como nos es dado sino que lo construimos entre todos y esto nos coloca en situaciones de responsabilidad compartidas. Como dice un proverbio africano “para educar a un niño hace falta un tribu entera”. Todos somos responsables de la educación de los niños que se crían en nuestro grupo social y todos, cada uno desde su puesto en la sociedad, debe retomar su papel y enseñar a vivir.

Así pues, deberíamos reordenar los valores que sustentan nuestro mundo. Frente al paradigma actual caracterizado por el dominio, la exclusión, la cultura del descarte, el individualismo… deberíamos ir acercándonos a un nuevo paradigma caracterizado por la cooperación, la conservación, la solidaridad y la búsqueda del bien común. Pero las ideas no cambian el mundo, son las personas…

La pobreza, la corrupción, la crisis ecológica, la violencia de género, la conciencia tecnocrática y la desintegración de las familias, son algunos de los problemas que aquejan hoy en día a nuestra sociedad. Es innegable que son hechos de la vida real que afectan directamente al desarrollo físico, emocional, intelectual y moral de la gran mayoría de los niños que nacen en esta cultura global y la solución está en que la sociedad en su conjunto recupere la función educativa.

El momento presente nos exige ser creativos, para ello se necesita saber mirar y reflexionar lo que pasa… La creatividad no es cosa de mediocres, tampoco de genios ni iluminados.

Continuamente escuchamos y decimos que la educación está en crisis. Y creo que es real y también sugiere que hay una crisis de la pedagogía reinante. Si la educación transforma a la persona tenemos una ausencia de respuestas para esta transformación, o mejor dicho ¿estamos los docentes preparados para dar respuesta a las necesidades de nuestros alumnos, a llenar el vacío existencial que expresan? (recordemos los resultados de los dos encuentros de Scholas Ciudadanía en Granada, donde conmovió la desesperanza y pesimismo que expresaron los 150  jóvenes de diferentes barrios y realidades de la ciudad).

papa-francisco-encuentro-virtual-Dia-mundial-Medio-Ambiente-Laudato-si

La creatividad es ofrecer a la comunidad lo mejor de nosotros mismo. Y no es posible crear sin creer. 

Papa Francisco.

El momento presente nos exige ser creativos, para ello se necesita saber mirar y reflexionar lo que pasa… La creatividad no es cosa de mediocres, tampoco de genios ni iluminados. Es ofrecer a la comunidad lo mejor de nosotros mismo. Y no es posible crear sin creer (Papa Francisco).


Carmen-Rosales-Varo

Carmen Rosales Varo es profesora contratada doctora del área de Didáctica de las Ciencias Sociales, y durante 10 años ha sido directora académica del CMLI. Carmen ha participado en diferentes estudios epidemiológicos y demográficos.

Materia y energía: una visión educativa de los recursos de la naturaleza

Parece que la energía lo es todo: no nos podemos levantar por la mañana sin energía; no podemos llamar a nuestro amigo o familiar si nos quedamos sin batería en el móvil, pero también no podemos robar un banco sin energía. La energía está ahí para utilizarla, pero el tener mucho o poco parece que no nos autoriza a hacer lo que queramos ¿o sí? Puedes pintar grafitis ofensivos o quemar contenedores, pero ¿merece la pena ese gasto energético? Dicho de otra forma, ¿hay energía para todos?

Se nos dice por todos los medios de comunicación que estamos en crisis de todo tipo, incluida la energética. ¿Os imagináis que pasaría si hubiera una gran escasez de energía? Para pintar un grafiti tienes que comprar un bote de pintura, pintura que es materia. Esa materia es una mezcla elaborada de pigmentos florales, átomos enlazados con diversidad de colores, agrupamientos que han sido elaborados por la planta por fotosíntesis, en donde la luz solar (la energía) contribuye a su creación. Luego, la materia y la energía parecen estar relacionados, incluso para pintar un grafiti.

En el siglo XX, alguien llamado Albert Einstein tuvo una genial idea, una idea trabajada a raíz de las matemáticas, una predicción simbolizada con letras:

E = m·c2

pizarra-formula-einstein

¡No te desesperes, lo que sigue es interesante! Desgranemos “la fórmula”: La letra “E” es la energía, la cual, según Einstein, se obtendría si la materia “m” viajara a la velocidad de la luz al cuadrado “c2.

Foto de SxedioStudio

Esto quiere decir que la materia se transforma en energía (bote de pintura → Grafiti) y, por tanto, ¿la propia energía también puede transformarse en materia? Cuando hacemos un grafiti, al terminar, estamos sudando y con calor. El calor es otra manifestación de la energía, la cual se escapa a nuestro control. Es decir, que la energía se ha transformado en una energía ¿no útil? He aquí el quid de la cuestión, ¿estamos robando energía a la sociedad?

Las estrellas construyen materia a partir de la energía, lo hacen continuamente, ahora mismo mientras lees estas líneas. Pero las estrellas tienen fecha de caducidad porque esa materia no la reciclan, la pierden, al igual que parte de su energía, la emiten al espacio generando lunas y planetas nuevos. En el universo ambos aspectos se han conservado, pero nuestro sol se ha extinguido. Parece ser que la fórmula de Einstein puede ser una solución a los problemas de la sociedad. Ella nos predice que, si pudiéramos sacar toda la energía existente en una manzana Ambrosía de 200 g nos daría una energía de 1,8·1016 Julios, esto es, 50.000 millones de kilovatios por hora, lo que significa que daríamos luz a ¡5 millones de hogares durante un mes!

Y ahí no queda la cosa. Como en la ciudad de Granada hay 233.648 habitantes, significa que podemos dar luz a nuestra ciudad durante 21 meses, ¡casi dos años de luz en Granada con UNA SOLA MANZANA! Si pudiéramos construir un mini reactor como el que aparecía en el coche “Delorean” de la película Regreso al Futuro (1985) que hiciera esta conversión al 100 %, podríamos transformar las sobras de una lata de cerveza en energía ¡Imaginaos cuantos kilómetros podría recorrer dicho coche! ¡Podrías pintar muchísimos grafitis! ¿O no?


Julio Ballesta Claver es profesor del Departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales. Licenciado en Químicas por la Universidad de Granada y doctorado en química analítica en el año 2009, Julio lleva años produciendo artículos de investigación y realizando docencia universitaria; en el año 2011 recibió el galardón al mejor trabajo de investigación en química electroanalítica concedido por la empresa DROPSENS.

Ballesta-Claver-Julio

Ejerce la docencia desde el 2009, destacando las asignaturas «Química Analítica Avanzada» «Ciencias experimentales II», «La ciencia y su didáctica en la educación infantil», «Salud y alimentación en la infancia» y «Laboratorio escolar en ciencias naturales».

Ha coescrito cuatro libros sobre didáctica aplicada de las ciencias en la etapa de secundaria-bachillerato.